Las magdalenas son un producto que gusta a todo el mundo, por su sabor dulce y por su textura blandita, ideal para niños y para mayores, para comer solas, rellenas o con un buen tazón de café o cacao con leche. De las muchas maneras que hay para hacerlas, en este artículo queremos compartir contigo la receta de magdalenas con Thermomix. En esta página tienes más ideas para postres fáciles.

magdalenas
Si hacer magdalenas de la forma tradicional es muy sencillo imagínate lo fácil que va a ser teniendo como mejor compañero al robot de cocina Thermomix. Para hacer unas buenas magdalenas necesitarás estos ingredientes.

  • 500 gramos de harina de repostería.
  • 250 gramos de azúcar.
  • 250 mililitros de leche entera.
  • 225 mililitros de aceite de oliva suave.
  • 4 huevos grandes.
  • Un sobre de levadura para repostería.
  • 1 limón

Modo de elaboración de las magdalenas con Thermomix

Comenzaremos precalentando el horno a 190 grados para que cuando acabemos de preparar la masa de las magdalenas ya podamos meterlas directamente sin necesidad de esperar y podamos disfrutar de ellas cuanto antes.
Lavaremos bien el limón y con un rallador le iremos quitando la piel, procurando no llegar a la parte blanca porque amarga, solo nos interesa la parte amarilla de esta fruta. Pondremos la ralladura en el vaso de la Thermomix. Programamos a velocidad 7 durante 10 segundos y cuando acabe la reservaremos.
Pondremos la mariposa y en el vaso incorporaremos los huevos y el azúcar, programando a velocidad 5 durante 5 minutos para que los huevos se batan y el azúcar se disuelva correctamente. El resultado debe ser una mezcla cremosa de color blanquecino.
Quitamos la mariposa y añadimos en el vaso el aceite de oliva, la leche, la levadura, la ralladura de limón y la harina que previamente habremos tamizado. Programaremos a velocidad 4 durante 40 segundos para que se mezcle todo de manera homogénea.
El siguiente paso es rellenar los moldes que hemos elegido con esta masa. Hay que tener en cuenta que debemos dejar al menos un centímetro y medio sin rellenar dado que la masa sube bastante en el horno. En este caso, lo más recomendable es la utilización de moldes rígidos y antiadherentes o colocar los tradicionales moldes de papel para magdalenas sobre los que verter la masa, siempre será mucho más fácil de manejar después las magdalenas.
Metemos los moldes al horno cuando éste haya alcanzado la temperatura elegida y dejaremos que se hagan durante 20 minutos aproximadamente. Nunca hay que abrir la puerta del horno en este plazo de tiempo porque podremos hacer que las magdalenas no suban.
Solo hay que abrir para meter los moldes y para sacarlos, pero no sin antes comprobar que están hechas con un palillo o cuchillo en el centro. Si salen limpios se pueden sacar si salen con restos, hay que dejar las magdalenas durante un ratito más hasta que se hagan.
Una vez hechas, las sacamos del horno y del molde. Si queremos comerlas tendremos que esperar al menos hasta que queden a temperatura ambiente. Comerlas calientes puede provocarnos dolor de barriga.

Comments are closed.