Nos encanta la pasta, pero nunca nos atrevemos a hacer la masa de la pasta casera nosotros mismos, quizás por miedo o desconocimiento de la técnica.
Pero lo cierto es que la masa de pasta es algo muy sencillo, con apenas 3 ingredientes y con unos cuantos pasos. ¡Y además es casera!

Masa para pasta

Hacer la masa con las manos puede ayudarnos a ser conscientes de la proporción correcta de harina-agua y la consistencia ideal de la masa. Es posible que tengas que ajustar las cantidades de harina o de agua, dependiendo del clima.

Ingredientes para la pasta fresca al huevo

  • 315 gr (2 y 1/2 tazas) de harina, y un poco más para espolvorear
  • 4 huevos M
  • 2 cucharaditas de aceite de oliva virgen extra

Puedes reducir las cantidades de la receta para hacer justo lo suficiente para 1 o 2 porciones pequeñas (la cantidad perfecta para una comida entre semana). Utiliza 130 gr (2/3 taza) más 1 cucharada de harina y 1 huevo (se puede omitir el aceite de oliva, si quieres).

Elaboración de la masa explicada paso a paso:

  1. Haz un montículo con la harina en una superficie de trabajo limpia. Con los dedos, suavemente, haz un hueco en el centro que pueda contener los huevos y el aceite.
  2. En un recipiente aparte, parte los huevos y comprueba que no haya restos de cáscara en ellos. Añade el aceite y luego vierte esta mezcla en el volcán de harina.
  3. Con ayuda de un tenedor, bate con cuidado los huevos dentro del volcán sin juntarlo con la harina.
  4. Usa el tenedor para mover poco a poco la harina al centro y remueve junto con la mezcla de huevo y aceite. Mueve con más cuidado más harina hacia el centro, de manera que toda la harina se mezcle con los huevos y el aceite y empecemos a tener una masa manejable.
  5. Utiliza las llaves para amasar la masa y darle la forma de una bola. Si ves que la masa está todavía pegajosa, espolvorea más harina sobre la masa, un poco cada vez, y mezcla bien.
  6. Utiliza un raspador para limpiar la superficie de trabajo y rascar la masa pegada y vuelve a enharinar la superficie con harina. Pasa la masa a la superficie enharinada y amasa empujando hacia abajo y girándolo varias veces, hasta que la masa esté suave y satinada, de 7 a 10 minutos. Puedes espolvorear más harina si la masa se vuelve pegajosa o blanda durante el amasado.
  7. Retira el exceso de harina de la superficie de trabajo, forma una bola con la masa haciéndola rodar en un círculo con las dos manos, aplica presión en la parte inferior de modo que pliegues la masa debajo de sí misma.
  8. Pon la bola en un recipiente y cúbrela con un trapo limpio. Déjala reposar durante 30 minutos antes de darle forma.

Si estás preparando masa para paste, seguramente también te interesa el artículo que escribí hace un tiempo sobre cómo preparar una rica salsa de tomate casera. Y es que nada mejor para acompañar un plato de pasta que una salsa de tomate.

Comments are closed.