Camarero, una cerveza bien fresquita, por favor.

Este gesto que a muchos os resultará familiar, para un celiaco es toda una utopía. Y de la tapita, mejor ni hablamos. Ciertamente con la edad que tiene Martín esta situación no me preocupa demasiado, pero en pro del colectivo celiaco tengo que decir que esta es una de las rutinas que más echan en falta los celiacos adultos.

Cuando lo diagnosticaron con tan solo 16 meses me metí de lleno en el mundo de los foros de celiacos y pude comprobar cómo para la mayoría de los que habían sido diagnosticados con cierta edad, su mayor pena era no poder tomarse una cerveza sin gluten decente aunque fuera en su casa. Aunque los avances en el mundo “sin” van lentos, es cierto que se van dando pasitos, cortitos, pero pasitos al fin y al cabo.

En una conferencia del prestigioso y ya fallecido Dr. Enrique Méndez en el año 2006, nos desveló a los asistentes que en breve se iba a comercializar una cerveza “normal” con sabor normal, para el regocijo de todos los mayores de edad intolerantes al gluten que asistían en aquel momento al encuentro. Se trataba de la Estrella Damm Daura.

Poco después y con motivo de la Expo de Zaragoza, la empresa cervecera con más variedades de nuestro país, La Zaragozana, creó una cerveza lager especial de baja fermentación completamente apta para el consumo por personas celiacas, Ámbar sin gluten. Hay que reconocerle que además de ser maña, cosa que en casa valoramos por aquello de hacer patria, es una cerveza de una fabulosa calidad. En casa, pese a que quien la consume no tiene problemas de celiaquía, la compramos para evitar que desaparezca por temas de ventas y además, me resuelve el problema de poder seguir haciendo los guisos con cerveza que tanto nos gustaban en casa antes del diagnóstico y que gracias a cervezas como Ámbar celiacos, podemos seguir disfrutando.

Espero también que el día que Martín se haga mayor y quiera salir de cañas con sus amigos, se hayan dado muchos pasitos en el mundo sin gluten y pueda disfrutar de estas cervezas con normalidad en cualquier bar, acompañado de un montadito sin gluten si puede ser, pero de momento los celiacos españoles por desgracia solo pueden salir de vinos y con poca oferta para picar.

Cada día un grano pon y harás un montón. Yo dejo hoy aquí el mío.

Delicioso plato de pollo a la cerveza

Leer